InicioAmantes del aceite de olivaEl mejor aceite de oliva del mundo: Develando el misterio

El mejor aceite de oliva del mundo: Develando el misterio

Un consumidor que tenga experiencia comprando zumos de aceitunas, sabe que la calidad de los aceites vírgenes se encuentra por encima de los aceites “a secas”, lampantes o de orujo. Sin embargo, los fabricantes no dejan de esforzarse por elaborar el mejor aceite de oliva del mundo.

Pero, ¿Cuál es el mejor aceite de oliva del mundo? En varias ocasiones se ha mencionado que España es el mayor productor de aceites de oliva a nivel global; sin embargo esta afirmación no siempre va acompañada de los mejores resultados en los concursos internacionales.

Sea acertado o no lo que se expresa en los concursos de aceite de oliva, las marcas de renombre se ciñen a las buenas prácticas para fabricar un producto que se adapte a los gustos de los amantes del zumo de aceitunas.

A continuación se mencionarán algunos aspectos de interés relacionados con la elaboración del mejor aceite de oliva del mundo, y de qué forma se relaciona esto con el mercado español del “oro del mediterráneo”.

Los aceites de oliva producidos en España

A lo largo y ancho de la cuenca del Mediterráneo son muchos los países que producen aceite de oliva; pero inicialmente el cultivo de olivos no se encontraba tan difundido como en la actualidad, por lo que pocas localidades se dedicaban a esta actividad.

Los fenicios fueron quienes se encargaron de llevar el olivo al sur de la península iIbérica en el siglo XI a.C, y luego los romanos se dedicaron a perfeccionar cada una de las etapas de la elaboración de aceites de oliva.

La producción de aceites de oliva es una actividad que pudo haberse desvanecido en el tiempo. No obstante, los españoles atesoran esta herencia y continúan extrayendo zumos de aceituna con el mismo desempeño de los primeros años.Olivas en su máximo punto de maduración

España produce anualmente la cantidad de 1.5 millones de toneladas anuales de aceite, siendo Andalucía uno de los bastiones generales de la fabricación y distribución de aceites de oliva.

Definitivamente ha quedado algo bueno de la tradición oleícola en la región; no obstante los zumos de aceituna españoles no siempre ocupan los primeros puestos en los concursos de aceite de oliva.

Existe cierta sombra de duda sobre los veredictos de estos concursos, para lo cual se hace indispensable explicar qué parámetros se manejan en eventos de esta naturaleza.

Un país como España, con una tradición milenaria en la extracción de zumos de aceitunas, difícilmente puede ser un productor de aceite mediocre.  Debe existir una explicación racional a su poca fortuna en los concursos.

La verdad sobre los concursos de aceite de oliva

El ser humano ha sentido la necesidad de acudir a concursos, para saber qué tan bueno es en lo que hace, comparándose con otros similares y recibiendo una calificación final.

Los aceites de oliva también son sometidos a concursos y de esta forma también se evalúa indirectamente a sus productores.

Uno de los principales concursos de aceites de oliva es el famoso NYIOOC, que tiene sede en Nueva York y se celebra con la finalidad de que miles de aceites de todo el mundo sean calificados a través de paneles de cata y otros sistemas evaluativos. Varios ejemplares de aceite de oliva

Los aceites posicionados en los primeros lugares se les denominan “BEST IN CLASS”; otros concursos se encuentran avalados por la guía italiana Flos Olei, que si bien no es tan completa como la guía Parker de vinos, constituye un marco de referencia.

Ahora bien, lo que llama la atención de estos concursos es que los resultados de los aceites tengan una variación muy marcada año tras año,  como suele suceder con el NYIOOC. Incluso dentro de un mismo año y evaluando las mismas cosechas, las premiaciones entre concursos no son parecidas.

Es posible que las cosechas de olivas no sean iguales entre un año y otro, pero, ¿es necesario que los resultados de las evaluaciones de aceites de oliva difieran tanto, considerando que las catas de aceite se realizan objetivamente? Es un asunto para reflexionar.

Un aceite de oliva cuidadosamente extraído y cuyas almazaras reciban mantenimiento periódico, aunque quede finalmente fuera de concurso, sigue siendo un buen zumo de aceitunas.

Sólo basta que el público esté satisfecho con el producto, y ya puede considerarse el mejor aceite de oliva del mundo.

¿Quién produce el mejor aceite de oliva del mundo?

El mercado mundial de aceites parece estar cambiando en estos últimos años. Aunque los países que se ubican en la cuenca mediterránea encabezan los primeros lugares en la fabricación de aceites de oliva, Estados Unidos y China desean apuntarse en esta lista.

Estos dos países han tomado ejemplares de los mejores olivos para extraer aceite, y han cubierto vastas extensiones de terreno con olivares a fin de satisfacer la demanda nacional e internacional. No pasará mucho tiempo sin que probemos aceites chinos y americanos.¿Será España el mejor productor de aceites de oliva en el mundo?

Los esfuerzos realizados por estas potencias son loables, sobre todo porque los adelantos tecnológicos han hecho posible que China y Estados Unidos ya se encuentren elaborando aceites de calidad óptima.

Es inevitable que España se mire en este espejo; por un lado orgulloso al sentar bases en la elaboración de aceites de oliva y de exportarlo en cantidades astronómicas, pero por otro lado debe mejorar aspectos relacionados con la presentación del producto y los precios locales.

Las cantidades de aceite que exporta Italia no se acercan ni por asomo a las de España, pero en Italia han sabido mercadear mejor el aceite que los mismos españoles, con presentaciones de lujo que se destacan en los concursos internacionales.

Es un hecho conocido que Italia compra anualmente aceites producidos en España, lo que hace posible que vendan más aceite del que producen. Los italianos suelen embotellar estos aceites bajo marcas propias y comercializarlos a precios elevados.

Este aceite italiano, aunque extraído en España y de olivos españoles, es finalmente exportado al resto del mundo, donde los consumidores desconocen totalmente el origen del aceite que consumen.

La realidad del aceite de oliva español

Posiblemente no sea del todo malo que Italia distribuya aceites de oliva españoles; pero sucede que el aceite español también se vende mezclado con aceites de otros países, y esta mezcla de aceites llega a gustar entre los consumidores fuera de España.

España no se beneficia del todo con la exportación de aceites de oliva, considerando que los precios del aceite fuera del país son exorbitantes, mientras que de forma local son relativamente bajos.La verdad sobre el aceite español

Ni siquiera los propietarios de las fábricas de aceite se benefician de este tipo de convenios, y muchísimo menos los empleados del sector, que a menudo reclaman una mejor paga.

Aunque no sea constante que los aceites españoles sean premiados en los concursos internacionales, definitivamente España cuenta con el mejor aceite de oliva del mundo, sobre todo porque en estos eventos se desestiman varios elementos de los que no disponen otros aceites.

Estos elementos tienen que ver con el proceso de elaboración del aceite, la variedad de aceitunas que se producen en la región, la cantidad de aceite que se exporta a nivel internacional, y pare de contar.

Sí, es cierto que se deben estructurar ciertos aspectos en el mercadeo de aceites de oliva dentro y fuera del país, pero al menos prevalece el valor simbólico de que el mejor aceite de oliva del mundo proviene de España.

1 comentario

  1. fantavolando dice: 16 marzo, 2018

Trackbacks and pingbacks

No trackback o pingback disponible para este artículo

Deja un Comentario