InicioMercado¿Cómo se perfila la exportación de aceite de oliva para los años venideros?

¿Cómo se perfila la exportación de aceite de oliva para los años venideros?

Se generan muchas interrogantes a raíz de la exportación de aceite de oliva. Pero lo cierto es que este aceite es un producto que se consume a nivel mundial. Proporciona un sabor sin igual a las comidas, independientemente si se hace bajo cocción o no.

Es un aceite que se caracteriza por proveer múltiples beneficios a la salud, haciéndose presente en la dieta diaria. Eso sin mencionar los otros motivos por los que se le utiliza, en el campo medicinal y cosmético.

Debemos destacar que, España constituye el líder en la exportación de aceite de oliva, gracias a las condiciones idóneas de suelo y clima, junto con Italia, Grecia, Israel y Marruecos.

Se puede evidenciar, que el consumo a nivel mundial de otros aceites como el de palma o el de girasol, se encuentra por encima de la demanda de aceite de oliva. Los estudios indican que alrededor de un 4% de las personas a nivel mundial, albergan este aceite en sus cocinas.

Sin embargo, esta situación esta cambiando ya que hay nuevos países dedicados a exportar aceite de oliva. China, Australia y el mismo Estados Unidos, promueven el aumento en la tasa de consumo gracias a sus exportaciones.

Las últimas estadísticas indican que España exporta la mitad de lo que produce. Obviamente el resto estaría destinado al consumo nacional.

Lo que ha promovido la exportación de aceite de oliva

Por razones obvias, no todos los países son capaces de producir su propio aceite de oliva. Cualquier país dedicado a exportar aceite de oliva, dispone de un negocio lucrativo. Esto implica un aumento en el producto interno bruto de la nación, aunque no en la misma magnitud que otros recursos.

La propagación del cultivo de olivas a otras latitudes, fomenta el incremento en la oferta de aceite de oliva. Si bien es cierto que llega a un mayor número de personas, la competencia es mayor y por fuerza los precios del aceite de oliva disminuyen.

En todo caso eso no representa una amenaza para los países exportadores de aceite de oliva virgen y virgen extra. Con esto se busca que el aceite de oliva, se vuelva competitivo frente a los aceites de palma o girasol.

Si hay algo que podemos rescatar. es que el aceite de oliva cuenta con un sabor incomparable, que otros aceites no poseen, aun no pasando por cocción.

Para quienes viven en países que no producen esta clase de aceite, disponen de un pedacito de otra cultura que permite potenciar el sabor de los alimentos.

Lo que debes saber sobre la exportación de aceite de oliva

Las exportaciones se estimulan una vez la demanda nacional es cubierta, y eso aplica para cualquier bien que se desee comercializar.

En el caso de España, una vez cubierta la demanda nacional de aceite de oliva, propicia la exportación de este elemento hacia naciones donde no se producía este aceite.

Principalmente, la comercialización de este aceite se estimuló fuera de los predios del mediterráneo. Países aledaños se encargaban de mercadear el aceite a su manera. Mientras que China, Estados Unidos y Australia se convirtieron en los principales compradores de aceite en España.

Los múltiples beneficios que ofrece el aceite de oliva, promovieron que estas dos últimas naciones mencionadas, hayan tomado la iniciativa de cultivar y producir el jugo derivado de las aceitunas.

Cabe destacar, que se requiere de un capital considerable a la hora de materializar estas ideas y de grandes extensiones de terreno para que el negocio del aceite de oliva prospere. Esto funciona tanto para satisfacer la demanda interna de un país como para su posterior exportación.

Considerando el ejemplo de España, específicamente la provincia de Jaén, la producción de 600.000 toneladas de aceite, requieren más de 300 almazaras para la molienda de aceitunas.

Las 600 mil toneladas de aceite de oliva producidas, equivalen a la mitad del total fabricado en España y el 20% de la producción mundial.

Estas cifras solo son posibles gracias a la ocupación de 500.000 hectáreas de terreno, donde tienen presencia 60 millones de olivos. Esto sin tener en cuenta las demás regiones donde se produce aceite de oliva.

Quienes disponen de pocas hectáreas de terreno, solo alcanzan a cubrir su demanda de aceite, por motivos sentimentales o tradiciones. Por lo tanto, para constituir un negocio lucrativo, los terratenientes requieren asociarse entre sí para conformar cooperativas.

Cómo propagar la cultura del aceite de oliva

El crecimiento de la exportación del aceite de oliva, ha permitido que este recurso tenga un reconocimiento sin precedentes.

Se trata de un producto que dispone de numerosas facultades, gracias a su contenido de compuestos fenólicos y antioxidantes. Y por consiguiente, son factores que se van haciendo del dominio público, facilitándose la comercialización.

Por supuesto, fabricantes como Antojo del Sur, han marcado pauta en la comercialización de aceites de oliva de calidad. Es una marca que tiene en su haber, aceites de oliva ecológicos, producto de la optimización de sus procesos.

Sin duda, la exportación de aceite de oliva es una actividad que hasta ahora ha cobrado una relevancia significativa. Por tanto, nuestro amigo promete quedarse por mucho tiempo en muchos hogares a nivel mundial.

Dependerá del esfuerzo local el que sigamos posicionados como el país líder en la exportación de aceite de oliva.

 

Deja un Comentario