InicioAmantes del aceite de olivaFreír con aceite de oliva: Aspectos que debes conocer

Freír con aceite de oliva: Aspectos que debes conocer

Son muy pocas las personas que no disfrutan de las frituras, pero cuando se trata de freír con aceite de oliva, la situación cambia considerablemente.

Expliquemos esto con un ejemplo; te dispones a hacer dieta y en lugar de utilizar aceites tradicionales (de palma, girasol, maíz), acudes a tu tienda más cercana y compras aceite de oliva, sencillamente porque se trata del mejor aceite para regímenes alimenticios.vegetales freídos con aceite de oliva

Entonces cuando decides freír con aceite de oliva, digamos unos calabacines, notas que el sabor cambia ligeramente, y es cuando te planteas si deberías utilizar otros aceites. Quizás puedas tolerar el gusto del calabacín, pero hay quienes llegan a detestar ese sabor.

Sí, es cuestión de paladares, pero existen ciertas reglas de estilo que te permiten aprender a freír no solo con aceites de oliva, sino con cualquier tipo de aceite.

En todo caso, la oportunidad es propicia para definir qué es exactamente freír los alimentos, y qué elementos son esenciales para obtener los mejores resultados en este tipo de cocción.

Conociendo un poco sobre las frituras

Freír no es otra cosa sino sumergir los alimentos en cualquier tipo de grasa, de modo que sean cocinados a una temperatura que no supere los límites de oxidación del aceite, que suele encontrarse entre los 150-180 grados centígrados.

Se le conoce como un tipo de cocción seca, ya que el agua y el aceite no son buenos compañeros cuando el aceite supera los 100°C, que es la temperatura de ebullición del agua a nivel del mar.algunos optan por condimentar el aceite de oliva con hierbas frescas, como el romero

Por ello es importante secar la superficie de los alimentos antes de sumergirlos en aceite, pues de encontrarse húmedos, el agua presente se evaporará violentamente provocando que la grasa salpique y se produzcan quemaduras.

El concepto de frituras no es del todo nuevo, pero tampoco data de tiempos inmemoriales. Se estima que los egipcios aplicaron este método culinario durante la primera década de la era cristiana.

Ya en el siglo V los griegos optarían por freír con aceite de oliva, y llegado el siglo XVI los japoneses introducen el concepto de la tempura. El sabor de las comidas se potencia gracias a las frituras, pero esto no siempre es sinónimo de saludable.

Derribando los mitos de “no freír con aceite de oliva”

Cualquier otra grasa comestible puede resultar beneficiosa para la salud, siempre y cuando no se hagan frituras con ellas. Pero,  ¿a qué se debe esto?

Si bien es cierto que las frituras hechas con aceites de girasol, colza, canola, maíz u otros, son gratas al paladar, estas grasas son bastante inestables a las altas temperaturas.

Esto deriva en variaciones de la composición química de las grasas, lo que ocasiona una liberación de elementos tóxicos y cancerígenos, sobre todo cuando se reutiliza el aceite reiteradas veces.Camarones freídos en tempura

Es una de las razones por las que se exhorta a los consumidores que eviten freír con aceites quemados, o que hayan sido usados en muchas oportunidades.

Por el contrario el aceite de oliva es una de las grasas más estables a las altas temperaturas que existe, lo que la hace idónea para hacer fritos. Contiene una amplia gama de antioxidantes, vitaminas y polifenoles que no se desprenden del aceite fácilmente.

Se trata de una grasa que rinde en cantidad y economía, ya que no se fija en exceso a los alimentos. Los cambios de temperatura propician que el volumen de aceite se expanda, lo que hace posible freír con menos cantidad de grasa.

Algunos principios a considerar al freír con aceite de oliva

Es importante que adquieras un termómetro de cocina, para que puedas identificar las distintas temperaturas de fritura de alimentos con aceite de oliva. Por ejemplo, las carnes rebozadas se cocinan a 160 grados centígrados, mientras que los huevos lo harán a 180 grados.

Mantén un registro de las temperaturas para freír, si lo que deseas son alimentos fritos de calidad óptima. Puedes conseguir estos datos a través de internet, tutoriales y libros de cocina.

Al igual que con otros aceites, los alimentos ricos en almidón pueden sumergirse directamente en aceite, mientras que las carnes y verduras es necesario que se empanicen o se hagan pasar por tempura.

La tempura y el empanizado hacen posible una menor absorción de aceite, para que el alimento quede crocante por fuera pero conservando  cierto contenido de humedad en la parte interna que lo hace simplemente delicioso.Freír con aceite de oliva incorpora un sabor delicioso a las comidas

Evita agregar otras grasas al aceite de oliva por aquello de “economizar al freír”, pues este aceite por sí mismo es muy rendidor. Emplea aceites de sabor suave (por ejemplo, el Arbequina) y baja acidez para freír alimentos en los que no se impregnen sabores fuertes de zumos de aceitunas.

Cerciórate que el aceite de oliva que vayas a emplear para freír sea virgen o virgen extra, pues aceites de oliva a secas (o de marcas blancas) no dan el resultado esperado a las comidas.

El aceite de oliva al ser tan delicado, es importante que lo filtres después de freír con él, y lo guardes solo una vez en caso de que pueda reutilizarse.

Disposiciones finales de freír con zumo de aceitunas

Se ha demostrado que el aceite de oliva no tiene comparación con otros aceites, si lo llevamos al plano de realizar distintos tipos de frituras.Hermosa botella de aceite de oliva italiano

Pero si hay algo que hay que tener presente es que las frituras siempre implican que las comidas tengan un mayor contenido de grasas y calorías que, lejos de ser beneficiosas para el organismo pueden entorpecer los regímenes alimenticios de quienes aspiran bajar de peso.

Es aconsejable que si deseas freír con aceite de oliva, lo hagas con poca frecuencia en caso de que busques llevar una vida más saludable. No obstante, eres libre de elegir comer esta clase de alimentos, siempre y cuando tu salud te lo permita.

Te alentamos a descubrir y aprovechar los nutrientes del aceite de oliva, uno de los alimentos que proporciona mayores beneficios al cuerpo humano, sin que necesariamente debas someter a fritura ciertos alimentos.

1 comentario

Trackbacks and pingbacks

No trackback o pingback disponible para este artículo

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola